martes, 20 de agosto de 2013

Polilla Tramposa

Sin lugar a dudas, el juego de este verano!

Caracteristicas:

Diseñador: Emely y Lukas Brand
Editorial: devir
Idioma: Totalmente en Español
jugadores: 3 a 5
Tiempo de juego: 15 a 25 min.
Precio: 12 €

Componentes:

Cajita cuadrada pequeña (que podía serlo aún más) de buena calidad. Instrucciones muy bien explicadas en Español, Francés y Portugués. Y las cartas, lo más importante, también de buena calidad, aunque bien podían ser un poquito más gruesas, porqué ván a recibir mucho tute! Las ilustraciones son bastante simplonas, pero simpáticas y sobre todo prácticas.

De que vá el juego?

El juego vá de intentar descartarte la mano antes que los demás jugadores, o por lo menos llevar los mínimos puntos posibles, pues gana el jugador que menos puntos tenga al final de varias rondas. Pero lo más original y divertido, es que podremos hacer trampas!! y aunque no te sientas cómodo haciéndolas, el juego te obliga a hacerlas si quieres ganar.


Como se juega?

Las reglas son muy sencillas. Todas las cartas están numeradas del 1 al 5. Los jugadores juegan por turnos una carta, un número inmediatamente superior o inferior al que se haya jugado. Si un jugador juega un 2, el siguiente jugará un 1 o un 3. Si no tiene, tendrá que robar carta y pasar turno. Pero hay unas cuantas cartas que son especiales.
Mosquito, Cucaracha, Araña, Hormiga y Polilla.
Mosquito: Uno de las cartas más divertidas. Cuando alguien la juega, todos los demás jugadores tienen que aplastarlo con la mano. El ultimo jugador, se llevará una carta de la mano de cada jugador.

Cucaracha: Cuando se juega esta carta, cualquier jugador podrá saltarse su turno para poner encima una carta del mismo valor. Solo le valdrá al primer jugador que ponga la carta encima, así que hay que ser rápido.

Araña: La persona que la juegue, le dará una carta de su mano al jugador que quiera.

Hormiga: Todos los demás jugadores, tendrán que robar una carta del mazo.

Las cartas sin efecto (las de la lámpara), valdrán un punto cada una que te quede en la mano al final de la ronda. Las de acción que acabo de explicar valdrán 5 puntos cada una, por lo que tendremos que tener cuidado de no dejarlas para el final.
Pero ahora viene lo mejor...
Al principio de cada ronda, un jugador será el chinche guardián y será el único jugador que no podrá hacer trampas y tendrá que vigilar que los demás tampoco las hagan.
Pues sí, en este juego está permitido hacer trampas. Podremos tirar las cartas por debajo de la mesa, hacer que robamos carta cuando nos toque, sin hacerlo, Jugar 2 cartas a la vez sin que se vea, ect... Podemos ser todo lo originales que queramos, cuantas más trampas hagamos, más divertido será el juego.
Eso sí, hay unas cuantas reglas que hay que seguir, si no el juego sería una anarquía.
Solo podremos eliminar haciendo trampas, de una en una carta y la última de la mano se tiene que jugar legalmente. Cuando el chinche coge a algún jugador haciendo trampas, se para el juego (no se podrán hacer trampas) y el jugador tramposo se llevará el chinche y una carta de la mano del antiguo chinche, aparte que recogerá la carta que ha intentado eliminar con malas artes!
¿Y no se puede ganar a este juego sin hacer trampas? Pues es casi imposible... porque aún me queda por comentar una carta especial...

Polilla: esta carta solo la puede jugar el chinche guardián y no se podrá dar a ningún jugador. Además, tiene un valor de 10 puntos, con lo que quedarse alguna de estás en la mano al final de la ronda, puede hacer que pierdas la partida. Así que la única forma de desacerte de esta carta, es haciendo trampas!!
CONCLUSIÓN:

Cuidado con este juego. Es altamente adictivo y despues de jugar una partida, es practicamente imposible no jugar otra. Es una pasada las maneras que se inventa la gente de deshacerse de las cartas. Hasta la forma más tonta, puede ser efectiva. En una partida me dediqué a ir poniéndolas a mi lado encima de la mesa, sin reparo ni disimulo, y nadie se daba cuenta, hasta que me preguntan ¿¿Y esas cartas??
Cuando te toca ser chinche guardián, te quedas mirando al infinito, pensando que así podrás tener a todos los jugadores vigilados, pero despues de repartir te dás cuanta que un jugador tiene 4 cartas en vez de 8 y te das cuanta que no funciona "la mirada perdida".
Por no hablar de la cara de tonto que se te queda cuando te reparten 4 polillas, y ya no sabes como hacer. Una gota te cae por la frente y al final te decides a ir a por todas! Y es cuando mejor te salen las trampas!!
O cuando no eres chiche y ves a tu compañero de al lado tirando cartas como un animal, y te decides a tirar tu una, ya que el chinche debe ser vizco, y a la primera te pilla!!
O ver que no tienes un 3 ni un 5, y te dices ¡Pues no pienso robar! y juegas un 4 encima del 4 y nadie se dá cuenta.
Son muchas anécdotas y risas para un juego de solo 12 €. Por eso lo recomiendo encarecidamente.
En mi casa, ya se ha convertido en el juego del verano.
Como curiosidad, el juego lo han inventado dos niños de 9 y 11 años. Y es que a un adulto nunca se le ocurriría la genialidad de hacer un juego donde hacer trampas es legal.

PROS:
  • Divertidísimo y adictivo.
  • Cuanto más lo juegas, mejor "tramposo" te haces.
  • Las risas que genera.
  • Baratito y portatil.
  • Rejugable. No se quema como otros fillers.
CONTRAS:
  • Para jugarlo bien necesitas jugarlo en una mesa. Jugarlo en el suelo se hace muy dificil.
  • Con el tiempo, las cartas se irán estropeando, al ser habitual tirarlas al suelo.
  • A ciertas personas no le gustará. No es un juego para todo el público.
 Mi nota: 8.5/10 Uno de los fillers más divertidos a los que he jugado. Muy rejugable. Risas aseguradas. 

Enlaces: Ficha en Bgg
               Reglas del juego gracias a Netes.
               Reseña en Estantería de juegos

y no os lo tomeis muy en serio...


7 comentarios:

  1. muy muy adictivo y entretenido...uno de los mas divertidos a los que he jugado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo bien que se te dá hacer trampas!! Me sé de dos personas que no te las ven nunca, jajaja

      Eliminar
  2. El menda es uno de esos pa quienes este juego no está hecho. Me hace bastante poca gracia la verdad.
    Conste que lo veo original lo de que vaya de hacer trampas (al César lo que es del César), pero le veo lagunas insalvables en algunos aspectos.

    No obstante, buena reseña! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhhh Neiban, eres de esos tristes que no le vá el juego? Jajaja es broma, no te cabrees ;-)

      Eso si, me gustaría saber esas lagunas?

      Eliminar
    2. Principalmente, que veo un punto flaco (obviamente lo veo yo, y sé q sonaré mu tikismikis, pero weno, es mi punto de vista) en que a la hora de acusar a alguien de q ha soltao una carta, se da a veces una situación de "tu palabra contra la mía".
      He tenido ocasión de estar viendo una partida y q fulano o mengano no haga caso aunque el guardián le acuse, y q el guardián acuse a alguien q no ha tirado carta y q por cojones tenga q ser cierto porque "lo dice el guardian".
      Sé que es rebuscado, pero es un detalle de las reglas q está mu en el aire y que puede echar pa atrás, y conmigo lo hace.

      Es como, por poner un ejemplo, el Dixit; a mí me encanta, pero entiendo q hay grupos que se carguen este juego, que no hagan furular la mecánica esencial del juego.
      Pues eso me pasa a mí con el Polilla.

      Saludos!

      Eliminar
    3. Yo no lo veo una laguna. En esos casos que comentas, hay que ser legal. Si te han pillado haciendo trampas, pues lo reconoces. Es como si en el Gloria a Roma pido piedras con el Legionario y me dicen que no tienen, teniéndolas o en el Twilight Struggle quedarse una carta de puntuación para el siguiente turno. Y estos juegos no estan rotos.
      Como bien dices, el polilla no es para todos los grupos.
      Es un juego para pasarlo bien, sin más pretensiones y puede haber gente que se lo tome muy en serio.
      En una partida que hicimos, el chiche pilló a un jugador haciendo trampas. Entonces se para la partida hasta que se cambia el chiche. Pues una chica de las que jugaba, en el medio de la confusión, no solo tiró una carta, si no que tiró la mitad de la mano... claro, todos lo vimos. En vez de enfadarnos, nos lo tomamos a risas y le recalcamos que no se puede hacer eso.
      Un saludo!

      Eliminar
    4. Jajaja, cómo q "hay que ser legal" ?? tio, te estás leyendo? xD si precisamente Mogel Motte es un juego q va de NO ser legal.

      En serio, de veras, entiendo tu postura. Pero de verdad, he visto gente jugándolo acusando a otra de hacer trampas cnd NO las han hecho.
      Y me dirás "menudo grupo!", y yo te diré "ya te digo!". Pero en resumen, un juego que fomente que se pueda dar esto (aunque sea sólo con mi grupo), no es nada apto a gustarme :(

      ¿Que dicho grupo son unos mamoncetes? no lo dudo, pero asumir esto no hará q el juego me guste xD

      Un saludo!

      Eliminar